viernes, 20 de abril de 2007

“Guante de seda forjado en hierro” de Daniel Clowes.



Daniel Clowes (“David Boring” “Ghost World”, "Ice Haven") es uno de los autores más interesantes del panorama alternativo norteamericano. De su obra, se pueden decir muchas cosas pero en ningún caso dejará indiferente al lector que puede llegar amarla y aborrecerla por igual.
La historia que Clowes nos cuenta en “Como un guante de seda forjado en hierro” comienza con el visionado de una película snuff por parte de Clay, un joven que cree reconocer en la actriz protagonista una antigua amante. Así, inicia un viaje en busca de la chica que le lleva a cruzarse en el camino de una serie de extraños y enfermizos personajes (en realidad tan extraños y enfermizos como él) cada uno de los cuáles es a su vez presa de obsesiones más o menos inconfesables.
En “Como un guante de seda forjado en hierro” bajo las formas de thriller con elementos surrealistas Clowes escribe un cómic sobre la obsesión y la soledad extremas. Todos los personajes que desfilan ante nuestros ojos muestran las consecuencias de éstas en alguna medida, desde los sectarios seguidores de Godfrey hasta Billings y su loca investigación sobre “Mr Jones”, pasando por Geat o los policías maricas y sus violentos métodos son seres inmersos en sus propios universos cuya única concesión a la comunicación con el otro se encuentra en la confrontación o la perplejidad. Clowes no hace concesión ninguna hacia los personajes mostrándolos como una panda de “freaks” obsesivos y convirtiendo al único que podría despertar la simpatía del lector -la tímida Tina, enamorada de Clay- en un monstruo físicamente abominable. Sin embargo, por otro lado, esos mismos personajes no dejan de ser seres ansiosos por recuperar el amor perdido –ó la ilusión del amor- que alguna vez disfrutaron. De este modo, Clowes va guiando al desconcertado y hasta cierto punto asqueado lector hacia el sorprendente final de la historia para darnos cuenta que no hemos hecho más que caminar en círculos al son de la música de Clowes para encontrarnos de nuevo en el punto del que partimos.
Los personajes de Clowes hacen participe al lector de la pesadilla en la que viven a través de angustiosas miradas hacia el otro lado de la viñeta desde donde el lector intenta buscar un sentido a lo que está presenciando. Un sentido que realmente no existe o existen tantos como lectores haya.
Clowes, un autor rico en influencias, que van desde David Lynch hasta Franz Kafka pasando por Boris Vian, es capaz de absorber lo mejor de las mismas para en un medio diferente como el del cómic, enfrentarnos a los miedos ocultos del hombre contemporáneo con un estilo tan entretenido como desasosegador para el lector. Un autor único.
De este modo, os animó que os enfrentéis a los enigmas de Clowes con los ojos abiertos y la mente alerta. Seguramente, después del viaje hayáis descubierto algo más sobre vosotros mismos…

7 comentarios:

Mojonshon dijo...

A todo meter escribo esto ya que no dispongo de mucho tiempo.
Ando liadete con los ordenadores y viruses varios. Creo que podrias hacer un comentario sobre cosas clasicas pero ya reeditadas como Watchmen o ronin, que seguro que ya las conoces de sobra pero merecen una paradita.
Aprovechare para pasarme por la tienda de un amiguete para darle un buen vistazo a esto que tiene una pinta muy buena pero la portada no me llama nada o mejor dicho no me dice nada, aunque si te soy sincero este tipo de cosas no influye en mi para comprarme un comic, pero esta claro que la portada es algo importante.
Anotado queda, y que sepas que todas las cosas que has ido comentando has sido posteriormente revisadas XD
Saludetes

PAblo dijo...

Ja,ja... Vale, Mojonshon. Tienes razón en lo que dices respecto al dibujo de Clowes no es un gran dibujante. Sin embargo, el valor de la historia está en lo que narra y cómo lo hace. De todos modos, como digo siempre, para gustos, colores...
Respecto a las peticiones no te preocupes que las anoto todas. Ya tenía en mente escribir sobre Watchmen, que es uno de mis cómics preferidos, y respecto a "Ronin", pues también, pero quiero dejar un poco más de tiempo porque sino esto acaba pareciendo el blog de Frank Miller. Entre peliculas y cómics creo que es del autor que más he comentado.
Suerte con los virús que los constipados primaverales son los peores ;-D

Akbarr dijo...

A mi me pasa lo mismo, ya había oído hablar del amigo Clowes, pero ese estilo tan rematadamente feo me echa muchísimo para atrás.

PAblo dijo...

Creo que su obra más accesible de lo que he leído de él es ésta. Probadla si os apetece y luego me contáis.

bobser dijo...

hola, hay alguna forma gratuita de bajarse este comic (Como un guante de seda forjado en hierro)

PAblo dijo...

¿Qué te lo regalen? Ni idea, bobser, no suelo bajarme cómics de Internet.

Erick Garay dijo...

No sé si sigues por ahí. Igual me arriesgo. Ya había escuchado de este autor y probé con este libro, que cumplió mis expectativas y me extrañó en demasía. Su tono vulgar y explícito no es tanto lo mío, pero quiero seguir leyéndolo. Prefiero a Jason, quien tiene un tono también desencantado y desolador, pero él es más ácido y retraído, mientras que Clowes es, según he visto en este libro, como contemplar un vómito en plano detalle. Saludos.