viernes, 30 de marzo de 2007

“300”, la película (¿Qué hemos hecho para merecer esto?)


Como ya les adelanté aquí, el miércoles pasado fui a ver la película y estas son mis depre…digo, mis impresiones.
El hilo que separa la Épica del relato bufo es muy fino, y en el caso de la película de “300” se ha sobrepasado con creces. La película de Zack Snyder pretendía ser un relato fiel del cómic homónimo de Frank Miller, pero el mundo del cómic y el cine tienen lenguajes narrativos diferentes y lo que funciona en uno falla en el otro, quedando incluso ridículo.
Para empezar la historia que narra la película difiere bastante de la narrada en el cómic, el cuál intenta ceñirse más a lo que es la narración histórica de la batalla de las Termópilas haciendo hincapié en los elementos épicos y legendarios. En la película, quizás porque la trama no da para más, quizás por otros intereses, se han incorporado subtramas que no hacen otra cosa que diluir la esencia de la historia original y montar un aparato pirotécnico que tiene más de efectista que de efectivo.
Zack Snyder (“Amanecer de los muertos”) se baja del carro a la primeras de cambio, demostrando una alarmante escasez de ideas propias y recurriendo a otras películas de protagonista épico como “Gladiator” (¿esos paseos por los trigales?¿esa despedida de Leonidas?) , ó “El Señor de los Anillos” (¿Desde cuándo los Inmortales eran duendes?¿Y todos esos monstruitos?) para dotar de relleno al invento. Sin embargo, este hombre no tiene el talento de Riddley Scott , ni siquiera el de Peter Jackson, y naufraga clamorosamente en el intento.
De este modo, la incorporación de una subtrama nueva centrada en la esposa de Leonidas y la ciudad de Esparta hace que la película pierda ritmo y frescura. Todas las peripecias de la esposa de Leonidas con el traidor son un despropósito tras otro en una historia carente por completo de imaginación y manida hasta la saciedad en otros títulos de temática similar. Quizás su inclusión fuese necesaria para incorporar un personaje femenino en la historia o para dejar clara la opción sexual de Leonidas que en algún momento puede parecer ambigua. No lo sé…pero no hay por donde cogerlo.
No crean que todo es tan negativo… Los primeros tres cuartos de hora incluso se dejan ver y se aprecia un intento de contar algo emparentado con el original. Sin embargo, a partir del esperpéntico encuentro entre Leonidas y Jerjes (este personaje ó marca tendencia en todas las discotecas ibicencas este verano ó la marca entre las drag queens del Carnaval de Tenerife) los despropósitos son tan constantes que acabas saliendo pidiendo la hora y una copa para digerir lo visto. A partir de este momento empiezan a incorporar peleas con monstruitos varios – eso sí, cada uno más espectacular que el anterior- que en el original no aparecen por ninguna parte, pero que en los últimos años parece ser se han vuelto indispensables en cualquier película asociada a un cómic que se precie. La violencia, que en el cómic de Miller, es un elemento más de la narración aquí se vuelve un accesorio gratuito para demostrar lo machotes que eran los espartanos y lo nenazas que eran los persas.
El abuso de la cámara lenta es una constante en toda la película, de manera que esta se ralentiza y estira de una manera exasperante. ¿Qué necesidad hay de ralentizar a la esposa de Leónidas jugando con el agua? ¿Y el enfrentamiento con el lobo? Señor, señor…Parece que con este recurso junto con la voz en “off” del narrador intentan acercarse a la narrativa del cómic pero no lo logran en absoluto, quizás porque no se dan cuenta que la narrativa de Miller -su mayor talento- no es trasladable de un medio a otro por mucho impacto visual que se pretenda crear con la traslación fiel de viñetas del cómic a imagen ¿real? .Sí me parece resaltable por otro lado el esfuerzo por dotar a la película de una estética similar y un colorido semejante al del cómic. Felicitemos al director artístico, pero, ya se sabe, si lo mejor de la película es la fotografía o el director artístico la peli como que no…
En cuanto al trabajo de los actores destacaría a Gerard Butler, quien carga con todo el peso y protagonismo de la historia para al final acabar como un San Sebastián de la revista “Zero” (¿es necesario ser tan obvio?¿no sabemos ya todos que Leonidas muere?) y que recrea a un Leonidas bastante aceptable.
En definitiva, que si les gustan los mamporros y los videos espectaculares vayan a ver la película, pero si prefieren disfrutar de una historia bien narrada acérquense a una librería y háganse con el cómic.

10 comentarios:

BUENDÍA dijo...

Oh cielos!!!

Yo que me lo veía venir me negaba a ver esta peli, sin embargo el miercoles salí a tomar unas tapas y tras la cena, aproximadamente 300 apuestos hombres (bueno... a lo mejor no eran tantos)trataron de convencerme para que entrase a ver la peli.

¡¡Por fortuna, me mantuve firme!!

PAblo dijo...

Hiciste bien... Pero a saber cuando te ves en otra ;-D

Akbarr dijo...

El problema de esta película es que el comic no da ni mucho menos para hora y media, como mucho da para tres cuartos. Por eso han tenido que inventarse historias y poner tanta cámara lenta y tantas pausas, hasta el punto de que después de ver la peli le eché un vistazo al cómic y parecía que estaba acelerado!.

Pero no es para tanto, tengo la solución perfecta!. En lugar de hacer la "versión extendida", lo suyo es... hacer la versión reducida!. Por lo que he visto, se podría hacer una versión casi idéntica al comic, porque lo que es igual, es igual, y las cosas nuevas no se mezclan con las otras. Entiendo que no debería costar mucho hacerla, supongo que bastaría con coger un programa de edición de vídeo y pegar tajos aquí y allá.

PAblo, ¡si te animas a hacerla puede ser una buena publicidad para el blog! :-P Una pena que sea ilegal, ¿no?... hmmmmmm, ¿el canon también se aplica a los programas de edición de vídeo? ;-)

PAblo dijo...

Ja, es posible que cuando salga el DVD venga la versión de la pelicula de Frank Miller y sea como tú dices, Akbarr. De todos modos, el viejo zorro de Miller debió olérselo porque al contrario que en "Sin City" en seguida declaró que él no tenía nada que ver con la adaptación.

Akbarr yo a hacer arreglos de la peliculas no me dedico que eso es ilegal y tampoco lo aconsejo, que desde aquí no fomento el quebrantamiento de las leyes.

Sospecho que el canon también se aplica a los programas de edición de video porque próximamente se va a aplicar al aire que respiramos.
:(

Mojonshon dijo...

La peli espero verla pronto, aunque sea por ver los efectillos y las coreografias de multitudes.
El comic me parecio anecdotico, bien contado, pero tampoco habia mucho de donde rascar. La verdad es que no me extraña que le metan algo mas a la peli, pero me temo que lo que meten no viene muy a cuento.
Encuanto a el grafismo se nota la mano de Miller, con viñetas mejores que otras y con un color que da buen resultado y va acorde con la historia, pero con detalles retocados con rodenador que desde mi punto de vista me hacen chirriar los dientes, si no me equivoco quien le da color es la exmujer de Miller y creo que no se lleva muy bien con los ordenadores.
En algunas ocasiones la acuarela resulta un poco dejada, y sobretodo sobada. En otras ocasiones da una sencillec al acabado que lo hace complejo por si mismo, de todas maneras estoy seguro que se podria dejar mejor de como lo dejo.
El resultado final me gusto mucho, pero no obstante me decepcion en algunos aspectos y no hay que dejar pasar el detalle de los espartanos el pelotas durante el 95% del comic.
Saludetes

Nacho MG dijo...

A ver. A mi me gustó un montón, pero teniendo claro desde un principio que esto no es una obra maestra ni mucho menos, sino una película de entretenimiento que solo busca que los espectadores vibren durante las batallas. Y es ahí donde la cinta triunfa: cuando otros directores son incapaces de rodar una escena de hostias sin que el espectador acabe con dolor de cabeza, el señor Snyder consigue que cada una de las secuencias sean un ejemplo de claridad y profesionalidad, y eso amigos mios, es una verdadera delicia. xD ¡¡Vivan las cabezas volantes y los cuerpos desmembrados!! ¡¡Viva el humor irónico y la frase "no es mi látigo lo que más temen"!!

FOXXXXXXXXXXXXXXXX

Anónimo dijo...

A mí, como no había leído el cómic y no tenía con qué comparar, sí me gustó bastante la película. Es cierto que el guión no llega a la altura de la realización técnica. Pero es comprensible, por lo que comentan Pablo y Akbarr, creo que si se hubieran limitado al guión del cómic habría salido una película de media hora, y debéis reconocer que nadie se gasta 6 euros para ir a ver una película de media hora.
Si la trama de la mujer de Leónidas hubiera sido sólo un poquito más atractiva, podría haber quedado un peliculón; Leónidas es un personaje arquetípico que refleja los conceptos supremos del honor, el desprecio a la muerte y el amor a la batalla; su mujer debería haber sido un personaje igualmente arquetípico, y tenían material de donde elegir, porque las espartanas deben haber sido de armas tomar. Y además estoy convencido de que si la intérprete hubiera sido Angelina Jolie, Pablo y Akbarr no se quejarían tanto de este "añadido".

En cuanto a la inclusión de referencias a "Gladiator" o "El señor de los anillos" (y también a Matrix), creo que no están forzadas. La aparición de monstruitos, tan de moda en nuestros días, aleja la película del cómic, pero creo que está justificada: aporta mayor espectacularidad y refuerza la idea de unos espartanos capaces de luchar contra cualquiera. En el cómic también aparecen algunos "monstruitos", como los éforos o el jorobado traidor, así que tampoco se lo ha inventado del todo el traidor.

Por lo demás, me quedo con unas cuantas escenas visualmente muy impactantes, la mayor parte supongo que heredadas del cómic: el choque inicial de las tropas, la caída de los persas por el precipicio, el ataque final de Leónidas a Jerjes; hay otras muchas secuencias de lucha que mantienen el ritmo y la espectacularidad pero son muy poco originales, copiando los recursos de detención y aceleración de la imagen que popularizó Matrix.

Adelante con la idea de cortar la película y dejar sólo el contenido del cómic. Aunque sea sólo como experimento, me parece una idea atractiva y novedosa; acabo de buscar en el Google y hay 16.900 páginas si buscas "versión del director", pero sólo 9 si buscas "versión del espectador", y ninguna se refiere a lo que hablamos aquí. ¡Adelante con la tijera!
¡¡¡Espartanos!!!
¡¡¡A cortar!!!

Muriel

Mojonshon dijo...

Si se me permite añadir alguna cosilla mas, ya que por fin pude ver la pelicula, destacaria dos cosas.
En la pelicula, Leonidas es mucho mas benebolente y menos espartano que en comic, no olvidemos que en la pelicula hasta invita al tullido a dar agua y ayuda a los espartanos mientras que en el comic el dialogo que tiene con el termina con un fatal desenlace.
La verdad es que iclina mucho la balanza dejando a los espatanos como lo "buenos" y a los persas como los "malos, malisimos".
Los detalles de deformidades y cosas feeas que se ven en los persas que alcanza su maxima con el gordo con manos de cuchillas me parece que sobra totalmente, tanto estetica como en el aspecto de guion, y que no aporta nada de nada a la historia. Que bichos feos, que parecen subproductos de hellreiser.
Y la verdad es que estoy muy deacerdo contigo Pablo, lo unico es que lo de la cara lenta en las batalla me parecio un detalle un poco cansino pero en ocasiones muy resulton lo de ir frenando la camara hasta pararla por completo, dejando algo parecido a una viñeta.
Saludetes

PAblo dijo...

Je, si haces un video de 117 mínutos basado en la cámara lenta a la fuerza alguna escena tiene que estar bien. De todos modos, a mí las secuencias que me parecen más destacables son casi las que calcan el cómic... Al final las secuencias esas de combate me recordaban a los videojuegos.
Muy bueno el apunte a los monstruitos de "Hellraiser", mojonshon. No había caido pero tienes toda la razón.

Elbereth Gilthoniel dijo...

Estoy 100% de acuerdo con lo que dices. Ví la película...
Felicidades por el blog.

Saludos.